Posted in Literatura Y Ficcion

Download Antologia de la literatura fantastica by Jorge Luis Borges PDF

By Jorge Luis Borges

De Oriente a Occidente, de los angeles antig??edad a nuestro siglo, he aqui algunas de las piezas fantasticas mas significativas y logradas de l. a. historia literaria. ?«El fruto de oro de los angeles imaginacion?», el cuento fantastico, muestra aqui su vertiginosa fascinacion.

Show description

Read Online or Download Antologia de la literatura fantastica PDF

Best literatura y ficcion books

Cuando ya no importe

Smugglers and girls, love and secret. those are the topics handled with humor and tenderness during this novel, written within the type of a magazine and delivering a blow-by-blow account of the story’s improvement, concerned with the reader’s higher excitement.

Los marcadores del discurso y cortesía verbal en español

Este estudio investiga l. a. relación entre los marcadores del discurso y los angeles cortesía verbal, dos categorías de los angeles pragmática muy estudiadas y, sin embargo, todavía de perfil indefinido. De hecho, los marcadores son un asunto delicado por sus dimensiones operativas múltiples; en l. a. misma línea se encuentra los angeles cortesía verbal con nociones de confines borrosos (como proximidad, intensidad, and so on.

Extra info for Antologia de la literatura fantastica

Example text

En el edificio de la calle 25 de Mayo los hombres corren de una pizarra a otra, descifran a la primera ojeada los dividendos de los valores por cuya suerte se preocupan y reciben como una confidencia, entre el opaco aullido de las voces, las palabras que deben dirigirse expresamente a sus oídos. En torno a Bernardo los hombres dialogan y gesticulan y trabajan y se agitan con mayor o menor fortuna, pero aquellos que se han hecho solidarios de la escrupulosa prosperidad de “Stocker y Sweitzer” (Agentes Financieros, Sociedad Anónima Bancaria) pueden destinarse a otro género de atención, pueden dejar que los recuerdos, los días, los paisajes los maduren, y atisbar el milagro imperceptible de las nubes fugaces, del viento y de la lluvia.

Siga derecho por este sendero. A la derecha, en el último pabellón, vive Stocker. Se le apareció bruscamente, al pisar el umbral de la puerta abierta de par en par. Bernardo Stocker, en cambio, lo había visto venir desde lejos. Estaba sentado, envuelto en dos mantas escocesas: una sobre los hombros, la otra fajándole las piernas. “Don Julio, ni puedo 42 Borges, J. ; Ocampo, S. y Bioy Casares, A. Antología de la literatura fantástica levantarme para saludarlo. ” Lo reprendió por haberse molestado: “Me hubiera escrito”.

Es extraño hasta qué punto los pies son expresivos, inconfundibles. Le veía los pies como si la estuviera mirando a la cara. Entonces, cuando levanté los ojos, no pude seguir adelante. Todo se disolvió en una atmósfera gris. "Anoche volví a soñar con la misma atmósfera. Es gris, pero a ratos blanca, translúcida. Quedé en suspenso. Temía despertarme. Entonces, comprendiendo que Jacinta estaba ahí, le dije que me había engañado, que me utilizó como un pretexto para que internara a Raúl en el sanatorio.

Download PDF sample

Rated 4.98 of 5 – based on 38 votes